Reflexiones en torno al 8M

Ladran, Sancho, señal que cabalgamos.

Han pasado ya unos días de la movilización del 8 de marzo, y aún seguimos con ganas de expresar los sentires y pensares que nos ha dejado este día, desde la Casa Feminista de Valladolid.
La huelga, la manifestación, el encuentro, la marcha, la paralización, la inactividad e infinitos nombres que se le pueden dar a este día desde las diferentes partes del mundo, nos unió una vez más para seguir consolidando un mismo lema, la lucha será feminista o no será.

Desde la plaza Poniente, punto de encuentro donde cogimos energía con un pequeño piscolabis, para luego caminar juntas, la sensación de -potencia que desborda- se podía percibir en el ambiente. Lo gratificante además era saber que esto estaba ocurriendo en otros sitios, en muchos sitios, es decir, en todas partes del mundo, entre amigas, compañeras de trabajo, compañeras de la vida…

Quizás esta unión que sale a la calle a manifestarse sea una de las claves para seguir rebelándonos contra las diversas formas y jerarquías que vivieron generaciones anteriores a las nuestras, bis-abuelas, abuelas, madres, y las que aún vivimos nosotras hoy día.

Queremos decir que hemos logrado poner sobre la mesa la lucha por la igualdad, aunque nos quede mucho camino por recorrer. Sí, pero siempre con la ilusión de que en algún momento el título ya no se sea “ladran Sancho, señal que cabalgamos”, y capaz pueda ser:

Ya nadie ladra Sancho, señal que lo logramos.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s