Crónica 8M en época de pandemia

Este año, la salida a las calles a manifestar y reclamar nuestros derechos como cada 8 de marzo, ha estado en el “ojo del huracán”, como así lo mencionaron algunas noticias en los medios de comunicación. Discusiones y reuniones varias han sido el telón de fondo de los días previos al 8 de marzo, ya que distintos partidos políticos manifestaron sus discrepancias sobre si se debían realizar manifestaciones por parte de los distintos colectivos feministas o no, poniendo en la balanza la necesidad de un punto de equilibrio entre la protección de la salud o el derecho a manifestarse.

Tanto que, en el caso de Madrid, donde habitualmente se manifiestan miles de mujeres, marcando uno de los puntos de visibilidad más grandes y fuertes, no se permitió la realización de la manifestación, aun cuando el ‘8M Movimiento Feminista de Madrid’, había anunciado una concentración, en un acto al que asistirían como máximo 250 mujeres, previamente acreditadas y respetando las distancias y medidas de seguridad que se contemplan en el protocolo del COVID-19.

Pese a las diferentes restricciones de poder caminar TODAS juntas, en algunas localidades se llegó a un acuerdo y se permitió la realización de concentraciones, como por ejemplo en nuestra ciudad, Valladolid.

Nos concentramos en diferentes puntos, representantes de algunos colectivos feministas, vecinas, amigas y compañeras, respetando todas las medidas de seguridad (mascarillas y distanciamiento). Desde la Casa Feminista hemos estado junto a la Asamblea 8M Valladolid, quien ha convocado la concentración en la Plaza Zorrilla, con el lema ‘Ante la emergencia social, el feminismo es esencial’. Como forma de hacer visible a las mujeres que han quedado relegadas a un segundo plano durante la pandemia. Siendo quienes hemos tenido y seguimos teniendo un papel central en tema de trabajos relacionados a los cuidados, los cuales aun así siguen siendo los más precarizados.

Ya decía Simone de Beauvoir, el feminismo es una forma de vivir individualmente y de luchar colectivamente, por eso este 8M, pese a las limitaciones, creímos que podíamos y debíamos seguir exigiendo nuestros derechos, guardando todas las medidas de prevención, y así lo hicimos. De diferentes formas, de diferentes lugares nos manifestamos todas y por todas.

Fotografías de Alicia Gallego

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s