Crónica de la asamblea del 5 de mayo

Llegamos a la puerta unas cuantas a la vez y, mientras nos preguntarnos qué tal, vamos colocando nuestras sillas en círculo. Se nota que estamos en mayo y empieza a hacer bueno, porque las más frioleras ya no se reservan el sitio más cercano al radiador.

La asamblea pasada abrimos el melón de la autogestión y nos comprometimos a seguir debatiendo sobre ello, así que para esta vez hemos venido todas preparadas con el tema masticado desde casa. Pero sabemos de algunas que llegarán tarde y decidimos esperarlas para hablar de este tema. Empezamos contándonos cómo avanzan los diferentes grupos de trabajo y ponemos en común las novedades.

Bisexualidad y bifobia con Elisa Coll

Faltan cuatro días para este planazo y ya lo tenemos todo organizado. Por la mañana nos encontraremos en La Molinera, para el taller, y por la tarde en la Casa de las Palabras, para la presentación del libro. Varias de nosotras que nos hemos apuntado a ambas actividades, junto con Elisa, comeremos juntas. 

Intercambio de esquejes y plantas

Se confirma que el intercambio de esquejes que organizamos junto con La Comercial se realizará el sábado 15 de mayo en el Parque Alameda a las 12 horas. La idea es que todas las personas a las que les apetezca lleven sus plantitas para intercambiarlas, con una frase o reflexión feminista escrita en la maceta.

Cuerpos en movimiento

El grupo de cuerpos en movimiento, que nació del taller abierto realizado en abril con el objetivo de dar una continuidad a esa actividad, ya ha llevado a cabo su segundo encuentro. Desde un garaje salieron unas coreos dignas de videoclip, aunque los vídeos por el momento nos los quedamos para nosotras, para nuestro aprendizaje y disfrute. La próxima cita es el día 16 en La Molinera. 

Grupo de arte

Nos seguimos reuniendo los domingos. ¿Qué cómo estamos? Pues a tope y encantadísimas, se escucha afirmar bien rotundo. Así que nos invitan a todas a participar en el grupo cuando nos apetezca.

Cómo nos miramos

¿Os acordáis del maravilloso taller de Cómo nos miramos? Se está empezando a poner sobre la mesa un segundo taller, en la onda de tratar el cómo nos representamos, nos vemos, posamos en las fotos, etcétera. Iremos contando lo que vaya surgiendo.

Autogestión

Sin más novedad por parte de los grupos presentes, durante este ratillo han ido apareciendo por el local unas pocas caras más, y nos sentimos con ganas de reabrir el melón que el otro día dejamos a medias. Empezamos con una dinámica: la caja de herramientas. Cada una de nosotras coge de la caja un objeto. Puede ser un papel (que tiene escrita una necesidad o problema) o una herramienta (que es lo que se necesita para resolverla). Nos emparejamos para resolver las necesidades aparecidas, incluso se forman dos tríos con ganas de romper las normas del juego, y después comentamos por qué hemos elegido a esa persona para que nos complementase y lo equiparamos con situaciones de la vida real. 

Una vez entradas en materia de darle al coco, recolocamos el foco en el tema de la autogestión de la Casa. El punto de partida es que a las mujeres nos suele costar poner precio a nuestro trabajo, incluso llegando a resultarnos un problema. Y por ello es importante que nos sintamos cada vez más cómodas hablando de estos temas, y más libres a la hora de tomar las decisiones. 

Entre reflexiones y opiniones tan diversas como personas estamos presentes, salen algunas conclusiones comunes. La primera, el no dar nada por sentado: no demos por hecho que las compañeras trabajan gratis, y tampoco demos por hecho que cobran. Podemos preguntarnos ¿ofrecemos nuestro trabajo como militancia o queremos que se ponga en valor siendo remunerado? Entre manos levantadas y turnos de palabras nos vamos transmitiendo las ideas generales de todas. Da la sensación de que alguna frase conseguirá grabarse lúcida en nuestras memorias, como el “tengamos cuidado con no hacer del activismo un nicho de mercado”.

Llegadas a un punto entendemos que hablar de pasta también incluye exponer al resto ideas de nuevas formas para conseguir dinero cuando se nos ocurran. Y, al hilo de esto, hablamos de las cuentas de la Casa, de los ingresos que obtenemos con el merchan, los talleres o las aportaciones voluntarias. Para ir terminando, decidimos jugar a ver quién se acerca más a adivinar cuánto dinero tenemos ahora mismo. Nadie acierta, nos echamos unas risas, vamos recogiendo y salimos en orden por las escaleras de camino a seguir charlando más relajadas mientras tomamos unas cañas.

La próxima asamblea será el miércoles 19 de mayo, a las 19 horas, como siempre en la Casa de Las Palabras. Y será la primera sin toque de queda, así que ya no hay excusa, podemos alargarnos de charleta todo lo que queramos en los vinitos-cañas-picoteo de después. Más apetecible no puede ser…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s