Crónica de la asamblea del 22/02/2022

Nos reunimos a las 19:30 en la sede de Ecologistas en Acción (calle Andrés Laorden s/n) para una asamblea un poco diferente porque incluía un conversatorio sobre la prostitución.

Comenzamos, como siempre, presentándonos, y pronto pasamos al primer punto de la orden del día: las reuniones con la Asamblea 8M. Las compañeras que han podido asistir los últimos lunes nos ponen al día de la situación, que se presenta un poco complicada porque, no solo no existe una convocatoria de manifestación común entre las diferentes plataformas feministas de la ciudad, sino que no se ha comunicado este hecho por parte de algunas de ellas. La Asamblea 8M parece, por tanto, de capa caída y nos preguntamos si no es el momento de que otras plataformas tomen el relevo en su papel en la organización del 8 de marzo. También ponemos en común las preocupaciones por una falta de consenso en los diferentes grupos feministas en un tiempo en el que sentimos que deberíamos estar más unidas que nunca, especialmente tras los resultados de las elecciones autonómicas de la semana anterior. Desde el grupo de trabajo del 8M de la Casa Feminista se está organizando un taller de pancartas en La Molinera para el 3 de marzo bajo el título «Consignas, ritmos y pancartas».

A continuación comentamos que dos compañeras se acercarían a participar en la reunión que hace cada dos domingos la Coordinadora Antifascista. También se comentó brevemente que se necesita colaboración en el grupo de comunicación de la Casa. Y, respecto al grupo de Telegram general creado para la Casa se habló de indicar en su descripción los objetivos para los que se creó, a fin de evitar saturación con mensajes que no tienen relación directa con la Casa Feminista.

Una vez zanjada la orden del día, se procedió al conversatorio sobre prostitución. Dos compañeras trabajaron una introducción a las definiciones y diferentes posiciones del feminismo actual respecto a esta problemática, complementándola con fragmentos de diversos testimonios. Lo siguiente que hicimos, casi a modo de ejercicio inicial, fue indicar qué es lo que buscábamos en ese debate cada una de nosotras: a) defender nuestra postura y tratar de convencer, b) posicionarnos, c) plantearnos más dudas. Las compañeras también ofrecieron algunas «ideas fuerza» como punto de partida y, turno por turno, todas pudimos expresar nuestras visiones con perfecta cordialidad siendo escuchadas en total respeto. Nos pareció que las polémicas que este tema levanta no deben en ningún caso distanciar los feminismos, puesto que consideramos que la base de todos los puntos de vista es la misma: el rechazo al abuso, la injusticia y la sumisión. Nos parece que, tratándose de una cuestión tan delicada, es inconveniente para todas tener una posición excesivamente marcada, como una suerte de verdad total que nos impida comprender otros puntos de vista o propuestas de solución. ¿Quién tiene la fórmula definitiva para acabar con una injusticia ancestral? Pensando todas en alto nos daba la impresión de que todos los planes en algún momento hacen aguas porque es un problema sistémico. Prácticamente todas las intervenciones terminaban apuntando a la educación. Pese a las diferencias en algunos puntos de vista pudimos encontrar una esencia común en nuestros sentires que nos permitió llegar a la conclusión de que el primer paso para poder avanzar en la actual situación es romper el tabú y fomentar un debate complejo que no encontramos debidamente tratado en ninguna agenda política.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s